viernes, 14 de febrero de 2014

EL ORIGEN DE LAS BARRAS DE ARAGÓN EN RESPUESTA A UN BULO NACIONALISTA

LA “FÁBRICA DE PATRAÑAS HISTÓRICAS” DEL NACIONALISMO CATALÁN CONVIERTE UN CUADRO DEL S.XVII, y UN ESQUEMA DEL S.XXI, EN “PRUEBAS HISTÓRICAS, DEFINITIVAS E IRREFUTABLES” ¡¡DEL S.XII!! INDICANDO QUE LA SEÑAL REAL DE ARAGÓN, NO ERA DEL REY DE ARAGÓN, PERO TAMPOCO ERA DEL CONDE DE BARCELONA… ¡ERA DE CATALUÑA!, Y ANTES INCLUSO DE EXISTIR EL PRINCIPADO COMO UNIDAD TERRITORIAL… 


BARRAS DE ARAGÓN: EN CAMPO DE ORO, CUATRO PALOS DE GULES.


"Ningún Pez osará alzarse sobre el mar si no lleva escudo con el Señal del Rey de Aragón". Roger de Lauria , según la Crónica de Bernat Desclot (S.XIII).

El origen de las barras de Aragón, o Señal Real de Aragón, o Señal del Rey de Aragón, es incierto en cuanto a que no hay pruebas "definitivas" que nos aclaren que personaje histórico fue el primero en utilizar las barras para su propio uso, y como distintivo de su linaje. Aunque la prueba más antigua que se conserva corresponde a Alfonso II de Aragón, primer Rey de Aragón que también es Conde de Barcelona, una gran mayoría de historiadores considera que pudo ser el primer usuario, el padre de Alfonso, Ramon Berenguer IV, conde de Barcelona. Sin embargo nos encontramos con que este Conde también fue Príncipe de Aragón y miembro de pleno derecho de la Casa de Aragón, por matrimonio con la hija de Ramiro II, dado el derecho consuetudinario aragonés. Con lo cual, hoy, resulta difícil aclarar esta cuestión. No obstante, lo que sí está claro es que dicho emblema no nació para representar a ningún territorio sino que, como se ha indicado, surgió como distintivo de una familia. Por lo que el debate sobre el origen no está en que territorio nacieron las barras, sino en que familia, antes de la formación de la Corona de Aragón, surgió la idea de representarse así misma con esos colores, si a la casa condal de Barcelona o bien a la Casa de Aragón en su rama Pamplonesa. O bien, si dicho emblema surgió en el momento de formarse dicha Corona. Por otro lado, sí es cierto que con el tiempo las barras de Aragón llegaron a ser representativas del Reino de Aragón, así como también, con menor frecuencia, de Cataluña, la cual utilizaba como emblema (además de las barras) el mismo que el de la ciudad de Barcelona. Las barras de Aragón se han conocido con ese nombre desde hace siglos, aún cuando se reconoció como origen de las mismas a la rama condal barcelonesa de los Reyes de Aragón. Aragón también tiene otros símbolos representativos y que actualmente son utilizados en el escudo autonómico, es decir la Cruz de Ainsa, la cruz de Íñigo Arista y la cruz de Alcoraz. Las barras de Aragón también han llegado a conocerse como barras catalanas, dada la difusión histórica de su origen condal, no obstante es necesario que se comience a entender y a reconocer, dado que ya estamos en pleno S.XXI, que las teorías del origen condal, si bien son muy antiguas, están basadas en leyendas, mentiras y bulos creados en el S.XIV, en tiempos de Pedro IV de Aragón, época en la que también se atribuyen como símbolos propios de Aragón los ya indicados. No han faltado tampoco, y es de justicia mencionarlo, teorías históricas sobre su origen aragonés, no obstante, al igual que las de origen condal también están basadas en meras invenciones. Y es que en la antigüedad cuando no se tenía acceso a la información, ésta era inventada, y a partir de esta mentira inicial, autores posteriores la daban por cierta sin apenas cuestionarse la veracidad de dicha información. 

Escudos del desaparecido Palacio de la Diputación del General del Reino de Aragón (h. 1450)
Es ya en plena Edad Contemporánea cuando se comienza a dejar de lado las leyendas y se comienza a estudiar la historia a partir de datos, a través de los cuales se irá abandonando la creencia en estas fábulas, quedando las mismas como recuerdo folclórico o argumento de obras literarias propias del Romanticismo. Respecto al origen de las barras, es absurdo aferrarse al origen condal a partir de las fuentes del S.XIV, y de todas aquellas que creyeron en la leyenda de Wifredo. Las barras de Aragón no nacieron para representar al Reino de Aragón, nacieron para representar a una familia cuyo primer "usuario" podrá discutirse. No obstante, históricamente está más que documentado que dichas barras se han utilizado con mayor frecuencia como emblema de Aragón en cuanto estos colores han pasado a ser representativos territoriales, y no con tanta frecuencia para representar a Cataluña, aún dándose por sentado el origen condal de las mismas. Por lo que deberían dejar, ciertos nacionalistas, de negar la propiedad de las barras a los aragoneses. Este emblema debería servir para unir a todos los territorios que un día formaron parte de la Corona de Aragón, y no para desunir y crear desapego entre territorios con una relación histórica fraternal. Es hora de dejar de apropiarse de símbolos y de hechos históricos compartidos, y también de manipular y de reinventarse la historia de Cataluña. Y sobre todo es hora de dejar de dar por ciertas determinadas leyendas sin fundamento histórico alguno. La oportunidad para aclarar ciertos aspectos nos la brinda el grotesco bulo nacionalista del que trata este artículo. A continuación en los siguientes puntos se intentará aclarar varias cuestiones sobre el origen de las barras:


1.- EXPLICACIÓN DEL BULO NACIONALISTA.

2.- EL CONDADO DE BARCELONA NO ES EL PRINCIPADO DE CATALUÑA.

3.- REFERENCIAS MÁS ANTIGUAS DEL USO DE LAS BARRAS. 

4.- EL INICIO DE LA TEORÍA DEL ORIGEN CONDAL NACE DE UN BULO HISTÓRICO CREADO EN TIEMPOS DE PEDRO IV DE ARAGÓN. 

5.- TEORÍAS HISTÓRICAS CONTRARIAS AL ORIGEN CONDAL: JUAN MONTSÓ Y JOSÉ PELLICER. 

6.- USO HISTÓRICO DE LAS BARRAS COMO PROPIAS DE ARAGÓN.

7.- USO HISTÓRICO DE EMBLEMAS REPRESENTATIVOS DEL PRINCIPADO DE CATALUÑA

8.- CONCLUSIONES.




1.- EXPLICACIÓN DEL BULO NACIONALISTA

Recientemente circula por twitter, y varios foros de internet, un cuadro de 1634 copia de un original de Filippo Ariosto de 1586. El cuadro original, que estaba en Zaragoza, fue destruido durante la Guerra de la Independencia. La copia está en el museo del Prado (Madrid). En este cuadro se representa a Petronila de Aragón y a Ramon Berenguer IV, conde de Barcelona y Príncipe de Aragón. A partir de este retrato, varios exaltados nacionalistas catalanes dan por seguro que el origen del Señal Real de Aragón es catalán. No de origen condal, ¡NO!..No de origen barcelonés..¡NO!, Afirman que el Señal Real es en origen Catalán. Es decir la actual bandera de Cataluña...”la Senyera” nació según ellos, representando ya desde el principio a Cataluña, y en consecuencia los aragoneses no tienen derecho a decir que las Barras son de Aragón. Cabe decir que Petronila y Ramon Berenguer vivieron en el S.XII, por lo que presentar como una prueba irrefutable del origen de la bandera de Aragón, este cuadro del S.XVII, demuestra el tener muy poca sesera, y nos da una idea de la inteligencia del que difunde estas afirmaciones como rotundamente ciertas y del que se las cree y no quiere entender que esto es una auténtica sandez. Se podría haber indicado que en 1586 existía la creencia de que el origen de las barras es condal, pero no es el caso. El mensaje que nos transmiten es que el cuadro es una prueba DEFINITIVA del S.XII, y que además la bandera nació para representar a Cataluña. Existen fuentes mucho más antiguas que este cuadro, indicando un origen condal, pero entiendo que no las conocen, como también debemos deducir que el que difunde este bulo tampoco sabe ni quien pintó este cuadro, ni cuando fue pintado, y que tampoco le importa.

Copia de 1636 del original de Filippo Ariosto de 1586. 
Palacio del Buen Retiro de Madrid.
Conjuntamente con el cuadro, los mismos “avispados intelectuales” del nacionalismo catalán y fabricantes de bulos (que luego se convierten en dogmas), cayendo en el mayor de los ridículos, nos ponen una imagen muy reciente, extraída de la viquipèdia, que bien pudiera servir para ilustrar las antiguas crónicas de Aragón y Cataluña basadas en falacias, las cuales, en efecto, otorgaban la misma asignación "heráldica" a las Casas de Barcelona y "Aragón-Jimena". Pero no sirve, en absoluto, para ser serios en pleno S.XXI. Apoyándose en esa imagen, nos dicen que ya Guifré el Pilós (Wifredo el Velloso) tres siglos antes de que se inventase la heráldica, ya utilizaba como emblema la cuatribarrada...y para más INRI, no utilizaba Guifré los colores de Barcelona..¡No! sino que Guifré utilizaba como blasón ¡¡los Colores de Cataluña!!. Guifré era Conde de Barcelona, ¡sí!... Pero ¿Catalán?. Es difícil que este Conde fuera catalán, porque hasta Ramon Berenguer III no aparece documentada la palabra "catalán "(1115 Liber Miolichinus, libro Pisano que narra la Conquista de Mallorca), por lo que Guifré nunca fue llamado "catalán", ni supo siquiera lo que era Cataluña. ¿Pero cómo se puede decir que en origen estos colores, conocidos históricamente como Barras de Aragón, son de Cataluña? ¡¡¡¡¿Pero dónde estaba Cataluña en el S.XII?!!! y aún más grave, en el caso de Guifré, ya que no existía ni la PALABRA CATALUÑA, ¿dónde estaba Cataluña en el S.IX???, ¿y dónde la Heráldica en el S.IX?. Es como decir que alguien conducía un Ford Fiesta en el año 1700.

Genealogía de Alfonso II de Aragón que figura en la "viquipèdia"
Filippo Ariosto, el autor de ese cuadro, fue un pintor de Bolonia, Italia, a quien la Antigua Generalitat de Catalunya le encargó entre 1587-1588 la realización de 46 pinturas referentes a la Genealogía de la Casa Condal de Barcelona, Reyes de Aragón, y Reyes de España (Fernando V, Carlos I y Felipe II). Se incluían además varios reyes godos y francos. Esta colección se amplió más tarde hasta existir 54 obras, las cuales constituyen una de las colecciones de pinturas de soberanos más antiguas de Europa. Esta galería regia podrá verse expuesta próximamente en el Palau de la Generalitat. Un año antes que la Generalitat de Catalunya le hiciera su encargo, la Generalitat de Aragón hizo una petición similar al mismo pintor, y es precisamente de ese encargo aragonés de donde procede la pintura que ha originado el bulo. La pintura original se perdió, no obstante se conserva copia del S.XVII. Evidentemente el cuadro no es una prueba del uso de las cuatro barras por parte de una pareja del S.XII. En cambio, sí es una prueba de que a finales del S.XVI en Cataluña y Aragón se daban por ciertas las teorías del origen condal, pero ¡ojo! porque daban también por cierta la leyenda de Wifredo el Velloso, según la cual Carlos el Calvo (o Luis I,o II, o III, según versión) dibujó con su mano las barras en un escudo dorado utilizando como pintura la sangre del herido Conde de Barcelona. Así que tengan en cuenta que ese cuadro de Ramon Berenguer IV y Petronila, no significa que los promotores del cuadro pensaban que Ramon Berenguer IV fue el "creador" del emblema. Ellos creían que las barras eran anteriores al mismo, y tanto es así que el mismo autor del cuadro, en las otras obras encargadas, también pintó las cuatro barras a condes de Barcelona anteriores al mismo Ramon Berenguer IV. Así que ¿constituye una prueba del S.XII un cuadro del S.XVI mandado pintar por gente que creía en leyendas?. Por supuesto que no. Lo que sí queda claro es que las barras sirvieron en su origen para representar a "un linaje" y no a un "territorio". 

Ramon Berenguer II y Ramon Berenguer III, por Filippo Ariosto.

¿Por qué utilizan para este bulo un cuadro de Ramon Berenguer IV cuando tienen a otros condes anteriores pintados por el tal Filippo Ariosto? ¿Y también con las barras de Aragón? Pues, porque no saben ni quien era Filippo Ariosto, ni les interesa. No les importa hacer el ridículo.



2.- EL CONDADO DE BARCELONA NO ES EL PRINCIPADO DE CATALUÑA.

El condado de Barcelona nace a partir de la conquista de los francos de la ciudad de Barcelona en el año 801. El primer Conde de Barcelona fue el franco-visigodo Bera. Además del Condado de Barcelona en lo que se conoce como Marca Hispánica surgirán otros condados como el de Pallars, Urgel, Cerdaña, Rosellón, Ampurias, Gerona, Besalú, Osona. Dichos condados tardarán siglos en formar una unidad territorial, no teniendo lugar antes de la formación de la Corona de Aragón. Es por ello que es incorrecto hacer pasar la historia del condado de Barcelona, su nacimiento y sus particularidades, como genéricas de Cataluña. En el año 801 no existía Cataluña, tampoco en el 988, pero es que  en el año 1137, fecha del enlace entre Ramon Berenguer IV y Petronila, tampoco había una unidad territorial a la que llamar Cataluña, aún cuando esta palabra ya había sido documentada al menos desde tiempos de Ramon Berenguer III. La "historia" nacionalista, no obstante insiste en hacernos ver a un Guifré catalán, a un Borrell II señor de Cataluña, etc.. Pero eso es absolutamente falso. Si bien el Condado de Barcelona sería el "nervio" de Cataluña, y el título de Conde de Barcelona el más importante del Principado, hay que distinguir ambos conceptos. Y es que hablar de la historia de Cataluña únicamente a partir de centrarse en exclusiva en la historia del Condado de Barcelona, obviando al resto, es similar a que sólo se explique la historia de España contando la historia de los reinos de León y Castilla, algo de lo que se quejan algunos cuando les conviene sin poner remedio en su casa.

 OTROS CONDADOS "CATALANES"
Nobiliario de Armas de Valencia, Aragón y Cataluña. S.XVI

Armas Condes Pallars
Armas Condes Ampurias
Armas Condes Urgel

Cataluña, el Principado, no existía como unidad territorial cuando Petronila y Ramon Berenguer IV contraen matrimonio. Y mucho menos con Guifré el Pilós. Podríamos discutir si el origen de las barras es condal, (y ya veremos que tampoco dado que el uso original no es territorial) pero nunca afirmar que estos colores son de Cataluña (en origen). Si decimos que es catalana, porque Barcelona está en Cataluña, también podríamos afirmar que esa bandera en origen es Española, o bien Europea. Ramon Berenguer IV cuando se casa con Petronila, era conde de Barcelona, de Gerona, de Osona y Cerdaña, pero no de Urgel,no del Rosellón, no de Ampurias, etc…Por lo tanto no era el señor de toda Cataluña, y es que de hecho no había ninguna unidad territorial a la que llamar así. Si que existían los catalanes, y en consecuencia Cataluña, dado que ello se puede documentar desde Ramon Berenguer III, no obstante en ningún caso Cataluña en esa época es una unidad territorial, y por lo tanto el Conde de Barcelona no era el Conde de Cataluña. De la misma forma también existían, y así está documentado, los españoles y España, no obstante tampoco era España una unidad territorial. Si bien es cierto que el Condado de Barcelona era el condado más importante de los condados de la Marca Hispánica, y Cataluña se irá formando entorno a dicho territorio, estamos hablando de dos conceptos territoriales diferenciados, siendo el Condado parte del Principado de Cataluña y no equivalente. No, al menos en la época de Ramon Berenguer IV. Más adelante el título de Conde de Barcelona será el título principal de todo el Principado ya unificado, pero como podemos observar, por ejemplo en los documentos de las Asambleas "de Pau i Treva", la unificación no tiene lugar hasta ya creada la Corona de Aragón. Si leemos crónicas de Cataluña de hace siglos es normal encontrar a Guifré como catalán, leer que se denominan las barras como armas propias de Cataluña, pero también se llama al tal Guifré "español", también se llaman a los celtas e íberos españoles. Y es que ese era el estilo de la época. Pero hoy estamos en pleno S.XXI y hay que llamar a los cosas por su nombre. Ni los íberos fueron españoles, ni Wifredo fue catalán, ni las barras suponiendo origen condal, nacieron siendo "catalanas" o de un "linaje catalán".


Medalla conmemorativa
Falso milenario de "la Independencia" de Cataluña celebrado en 1988

Debe por ello finalizar la creencia de que Guifré el Pilós era catalán, porque, como ya se ha explicado, este señor no hubiera entendido que significa tal gentilicio, como también es imposible que aquel Conde llegara a oír nunca a nadie pronunciar la palabra Cataluña. Tampoco Borrell II, el cual es considerado por el nacionalismo como el Conde que "independizó de facto" a "Cataluña" de los francos. Dado que, sin entrar en el debate sobre si se independizó o no el tal Borrell II, lo cierto es que tampoco en esa época Borrell II era señor de todos los condados y tampoco Borrell II era catalán, ni sabría aquel señor lo que era Cataluña. A pesar de ello, el nacionalismo en 1988 celebró el "milenario de la Independencia de Cataluña", y para más INRI con apoyo estatal. Tan falso fue ese milenario como lo fue la leyenda de las cuatro barras, dada por cierta durante siglos. Si hoy n día sabemos que era falsa, ya que Carlos el Calvo, o Luis I, o Luis II, o incluso Luis III (según versión) murieron antes que Wifredo, y además no existía la heráldica en el S.IX, ¿por qué se insiste en dar por ciertas las fuentes falaces del S.XIV que otorgaban un origen condal a las barras? ¿Por qué se insiste en catalanizar a Wifredo, a Borrell II,etc..? No ayuda mucho el que la historiografía moderna hable de "Condados catalanes" para referirse a los condados de la marca hispánica, dado que cualquier "despistado" puede entender (y de hecho sucede), que había una unidad "condal" y "catalana", cuando en verdad dicha unidad tardaría en tener lugar. Si esta catalanización fue habitual en crónicas antiguas, hoy debería dejarse de lado para evitar "confusiones".

Los condados "catalanes", terminología adoptada por la historiografía moderna.
Descartado pues, que el blasón naciera como emblema de Cataluña, o como emblema del Señor de Cataluña, al no estar el Principado unificado territorialmente, pasemos a investigar un poco sobre este debate del origen de las Barras de Aragón, enfocándonos en la teoría que tiene su origen en el Conde de Barcelona (en el linaje de la Casa de Barcelona), y en la que apunta como inicio el uso por parte de los Reyes de Aragón (linaje de la Casa de Aragón en su rama Jimena)



3.- REFERENCIAS MÁS ANTIGUAS DEL USO DE LAS BARRAS.

La heráldica nace en Francia, en 1120. Los primeros blasones por España que podemos datar y de los cuales, no existe debate sobre su origen, son el de León (1148-1157) y el de Castilla (1175). En el caso de Aragón tenemos una discusión muy antigua, y en la cual estamos participando mediante este artículo, en referencia a si el origen de las cuatro barras es el blasón del Conde de Barcelona, (la casa o linaje de Barcelona) o bien el iniciador de su uso fue el Rey de Aragón (la casa o linaje de Aragón en su rama Pamplonesa). En ningún caso el debate sobre su origen está en si las barras nacieron para representar a un territorio u a otro, sino a un linaje o a otro. 


Toisón de oro de Juan II de Aragón.

LOS BLASONES NO HACÍAN REFERENCIA EN UN PRINCIPIO A NINGÚN TERRITORIO, SINO A UN TÍTULO, ES DECIR, ERAN DE UN REY, DE UN CONDE, ETC...Y DE AHÍ SE DISTINGUÍA SU FAMILIA Y SU LINAJE. Más tarde estos blasones pasan a representar al territorio donde el propietario de ese título nobiliario era soberano.

Es importante tener en cuenta en este debate que Ramon Berenguer IV, conde Barcelona, y Petronila de Aragón se casan en 1150, con arreglo al derecho "consuetudinario" aragonés medieval, en lo que se conoce como "Casamiento en Casa", al haberse cortado la posibilidad sucesoria del linaje por vía masculina en el Reino de Aragón, lo que le concede un lugar a Ramon Berenguer IV como hijo y vasallo del Señor Mayor de la Casa de Aragón, y padre de Petronila, Ramiro II (que será rey, señor y padre). Por lo que Ramon Berenguer IV también era miembro de la Casa de ARAGÓN, y de hecho, además de Conde de Barcelona, era Príncipe (primus inter paris) de Aragón. Se casan entonces los retratados en el cuadro de Filippo Ariosto en 1150, pero el acuerdo entre Ramiro II y Ramon Berenguer IV es de 1137. Así en los esponsales de Barbastro, Ramon queda como súbdito e "hijo" de Ramiro II el cual no le cede el título de Rey. Se trata de un claro ejemplo de "Casamiento en Casa" que sigue lo predispuesto en el testamento de Ramiro I de Aragón para el caso en el que se agotara la descendencia masculina. Así el yerno pasa a ser de "la familia", "de la casa", la cual no se extingue. 




Cabe aclarar que el derecho consuetudinario son normas jurídicas que no figuran por ley, pero que se cumplen por su uso repetido y costumbre en aplicarla. En Aragón desde antiguo, sobre todo en el Pirineo, existe el "Casamiento en Casa" que se aplica para que la herencia se quede en la familia. Un ejemplo es lo dispuesto en el mencionado testamento de Ramiro I de Aragón, y otro es el matrimonio de Ramon Berenguer IV con Petronila, tal y como se refleja en los esponsales de Barbastro. Así que Ramon Berenguer IV también fue un "Aragón". Una vez mencionado este punto, el cual reitero debe tenerse presente, fijémonos en la herencia del enlace entre Petronila y Ramon Berenguer IV: Alfonso II de Aragón. Alfonso II es el primero que es Rey de Aragón y Conde de Barcelona, y del primero que tenemos constancia segura, porque tenemos pruebas, de que usaba las barras de Aragón. Preguntémonos ahora: ¿Iba Alfonso a tomar los colores de un título inferior y que además es de un título nobiliario que debe vasallaje al Rey Francés?. Recordemos que hasta el tratado Corbeil, año 1258, entre Jaime I de Aragón y Luis IX de Francia, los reyes de Francia consideran que los condados de la Marca Hispánica (los condados “catalanes”) están bajo su soberanía, y así queda reflejado en dicho tratado. 


El debate sobre este origen debe trasladarse necesariamente en intentar buscar las pruebas más antiguas que existan del uso de las Barras de Aragón como distintivo de, o bien de la Casa Condal de Barcelona, o bien de la Casa Real de Aragón (Rama Jimena). 


Sello del Conde de Foix, Roger IV, vasallo de Jaime I



3.1.- Referencias más antiguas conocidas del uso de las Barras de Aragón.

Las prueba más antigua, que se conserva, de las Barras de Aragón es un sello de Alfonso II de Aragón, del año 1187. Se acostumbran a mencionar como prueba más antigua unos sellos del padre de Alfonso II, de Ramon Berenguer IV, (que se utilizan también durante la minoría de edad de Alfonso), pero por mucho que se empeñen, ¡NO SE VE ABSOLUTAMENTE NADA!, nada que permita deducir que usaba como armas las barras. Pero es que en el caso de que se viera, nos encontramos con el problema de que Ramon Berenguer IV era miembro de la Casa de Aragón. Y es que precisamente en lo que sí se puede leer con claridad en los sellos de ese Conde es la siguiente leyenda:


"RAIMVNDVS BERENGARII COMES BARCHINONENSIS ET PRINCEPS REGNI ARAGONENSIS"

Sello de Milhau (en Francia) 1187. Concedido por Alfonso II de ARAGÓN a los cónsules de Milhau. 
La leyenda identifica al titular: Sello del Rey de Aragón, conde de Barcelona y marqués de Provenza
Sello de 1150 correspondiente a Ramon Berenguer IV.
No se puede apreciar ningún emblema dado el estado de conservación.
A menudo nos enseñan como prueba del origen condal sellos correspondientes a señores de la Provenza o vasallos "franceses" de la Corona de Aragón. No obstante no tiene ningún sentido presentarlos como prueba dado que esos señores de la Provenza eran descendientes del matrimonio Petronila-Ramon Berenguer IV, y los vasallos lo eran del Rey de Aragón que al mismo tiempo era también Conde de Barcelona. Con lo cual estos sellos no nos permiten aclarar nada

Sello Ramon Berenguer V de Provenza (1209-1245)
Las barras, son conocidas desde antiguo como propias del "Rey de Aragón", del linaje de la Casa de Aragón, son el Señal del Rey de Aragón. Y es que ese era el título principal del señor de la Corona de Aragón, y a ello se debe que la Corona tome el nombre del territorio del título principal. Aún cuando se pudiera decir que el origen de las barras está en la rama condal, el hecho es que se conocieron como distintivo asociado al título de Rey de Aragón. Más tarde cuando representen también a un territorio, las barras representarán con mayor frecuencia al Reyno de Aragón, y en menor medida al Principado de Cataluña. Y es que el Rey de Aragón era el Conde de Barcelona, por lo que el distintivo del señor pasará a ser representativo de los territorios en donde es soberano. Pero siendo principal el Reyno de Aragón se utilizará más "barras de Aragón" que "barras catalanas". A pesar de ellos ambos territorios, Aragón y Cataluña contarán con símbolos más "privativos", así si Aragón cuenta con la Cruz de Íñigo Arista, la Cruz de Ainsa y la Cruz de Alcoraz; Cataluña tendrá también la Cruz de San Jorge como emblema distintivo, y precisamente este será el emblema utilizado por la antigua Generalitat de Catalunya. El hecho de ser el título principal de la Corona, el del Rey de Aragón, es el que otorgará mayor derecho a utilizar las cuatro barras al Reyno de Aragón, cuando este emblema pase a ser "territorial". En uno de los armoriales de heráldica más antiguos, de 1265, queda patente que era así. En el Armorial no se indica que las barras sean “las armas del Conde de Barcelona”, o “las armas antiguas del Conde de Barcelona y ahora del Rey de Aragón”, dice que son del Rey de ARAGÓN. En otro armorial antiguo el inglés "Wallford's roll", de 1275, se indica en referencia a las armas del Rey de Aragón:

"Le Roy d'Arragon palé de or et de goules"


Por el contrario, en los Usatges de Barcelona en una copia de 1300 -1333 (Biblioteca del Escorial), figura (siguiente imagen) esta miniatura representando al Conde de Barcelona Ramon Berenguer I. La gente en 1300 en Barcelona pensaba que el blasón propio del Conde debía ser la Cruz de San Jorge, no LAS BARRAS DE ARAGÓN. Si hubieran considerado que las propias del Conde son las barras, le hubieran pintado con ese blasón, pero al parecer no creían que fuera así. En tiempos de Ramon Berenguer I (por cierto le llaman el Apoderador de España) no había heráldica, pero llama la atención que la creencia de la época, en 1300, al menos de este testigo, tan singular y que da colorido a los Usatges, es que se pensara que los Condes de Barcelona tenían como emblema distintivo, de su linaje, la Cruz de San Jorge.


Otro dato a tener en cuenta es que Pedro IV de Aragón, durante cuyo reinado se inicia un gran bulo histórico sobre el origen de las cuatro barras, otorga a la ciudad de Barcelona permiso para unir su señal Real (las barras) al señal propio de la ciudad de Barcelona, que era una cruz de San Jorge, ¡en 1345! Por lo que los cuatro palos no figuraban como propios en el escudo de la ciudad de Barcelona. Los “condes” entonces, no habían dejado rastro de sus armas en algún escudo representativo de Barcelona hasta esas fechas… ¿o sí? ¿Sería la cruz de San Jorge la utilizada por los Condes y luego asumida por la Ciudad como propia? Es curioso, pues esto aportaría quizás algo de sentido a porque no representan al Conde de Barcelona en 1300 con los colores que “le son propios” según la teoría que atribuye un origen condal a las barras de Aragón. En la siguiente imagen, que podemos encontrar en Barcelona, vemos la Cruz de San Jorge y la Señal Real representadas por separado.

Barcelona. Ayuntamiento. Casa de la Ciudad. Galería Gótica. Vitrall de Rigalt.

Privilegio otorgado Por Pedro IV a la ciudad de Barcelona (4 de julio de 1345).
Existen algunos ejemplos de que al menos desde 1329 (eso dicen) la representación de Barcelona era un acuartelamiento de la Cruz de San Jorge y la Señal Real, no obstante hasta 1345 Pedro IV no otorga el privilegio a la Ciudad para poder usarlo. Si ya lo utilizaban como propio, no tiene sentido que les concediese este “premio”.


Lápida Conmemorativa inicio de las obras de la construcción de la Basílica de Santa María del Mar de Barcelona (1329) (Finalizó en 1383 ) Que dice así: "En Nombre de la Santísima Trinidad, en honor de Santa María, fue comenzada la obra de esta Iglesia el día de Santa María, en Marzo del año 1329, reinando Alfonso por la gracia de Dios, Rey de Aragón que conquistó el Reino de Cerdeña".

Portulano de Angelino Dulcert 1339 y extracto de otro de Pizigani 1367

En al famoso Atlas de 1375 ·"el atlas catalán" del mallorquín Abraham Cresques (este señor sí era de la Corona de Aragón) vemos una representación de varios territorios de la Corona de Aragón y sus blasones:



Si ampliamos la imagen y nos ubicamos en el Este Peninsular:


Pinturas Góticas en el Castillo Calatravo de Alcañiz en Teruel (1290-1375) (Entrada triunfante, según fuentes, del Rey Jaime I de Aragón en Valencia):


En estas pinturas vemos en cabeza a quien sin duda debe ser el Rey de Aragón, pero si nos fijamos en quien va detrás, vemos representado a un caballero con un blasón acuartelado, con la Cruz de San Jorge y la Señal Real de Aragón. Hay quien ha querido ver, a través de un Armorial del S.XVI al Conde de Besalú (Cataluña), pero este Conde era también el Rey de Aragón. ¿A quién representa ese caballero? ¿Por qué no pintan a Aragoneses con la Cruz de Alcoraz? ¿Consideraron acaso que la Señal Real no tiene origen Condal?.


Pintuas murales de la Conquista de Mallorca 1285-1290. MNAC, Barcelona
En la Crónica del catalán Desclot, S.XIII, se nos indica de forma inequívoca que se llamaba Señal del Rey de Aragón (título principal de la Corona), y no Señal del Conde de Barcelona:

Enlace permanente de imagen incrustada


3.2.- Las tumbas de Ermesenda de Carcasona y Ramon Berenguer II de la Catedral de Gerona.

En 1982 se descubren los sepulcros originales del S.XI de la condesa Ermesenda y Ramon Berenguer II que estaban dentro de otros sepulcros góticos posteriores a su fallecimiento (S.XIV). Los sepulcros originales fueron trasladados desde su localización original, en el exterior de la Catedral, donde estuvieron 300 años a la intemperie, al interior, ocupando entonces un nuevo sepulcro de la época. Al descubrir los sepulcros originales, estos aparecen decorados con las barras de Aragón. Ante la euforia original del catalanismo, pronto se tienen que callar la boca, al conocer el análisis de la pintura (algo que a ERC no le ha importado ignorar para seguir diciendo, 30 años después, que son pinturas de la época del fallecimiento de estos dos ilustres personajes).


Sepulcro de Ermesenda de Carcasona, bisabuela de Ramon Berenguer II
Las tumbas condales de Ermesenda de Carcasona y Ramon Berenguer II el Cap d’Estopes, no son pruebas de nada. Estas tumbas son del S.XI, la heráldica no nace hasta 1120 en Europa. No obstante lo que invalida estas pruebas es que estas tumbas estuvieron a la intemperie en el exterior de la Catedral de Gerona, durante 300 años. Es en época de Pedro IV (que se hacía llamar así mismo Pedro Tercero) cuando se trasladan al interior y se depositan posteriormente en sepulcros góticos. Y este hecho figura en una lápida mandada grabar por el mismo monarca que (está en latín) dice así:

"En esta tumba yace el cuerpo del ilustre y poderoso barón señor Ramón Berenguer Conde de Barcelona, hijo del señor Ramón Berenguer Conde de Barcelona quien instituyó los Usatges, que por la cantidad y densidad de rizos encrespados fue llamado Cabeza de Estopa, y que, siendo herido, murió en la ciudad de Gerona el cinco de diciembre del año 1082 y fue sepultado en una tumba construida en la presente Seo en el EXTERIOR al lado de la puerta. Y posteriormente trasladado por el ilustrísimo príncipe y señor Pedro tercero Rey de Aragón, octavo descendiente del mismo conde el día cinco de noviembre del año del Señor 1385 y quincuagésimo de su reinado".

Sepulcro gótico de Ramon Berenguer II. Catedral de Gerona
El análisis de la pintura indicó que sólo se pintó una vez, por lo cual no fueron repintadas, y por lo tanto dado que ninguna pintura al aire libre dura 300 años, es fácil entender que fueron pintadas en tiempos de Pedro IV al cual le dio por decir que las barras eran de origen condal y no de los Reyes de Aragón (de la rama jimena).




4.- EL INICIO DE LA TEORÍA DEL ORIGEN CONDAL NACE DE UN BULO HISTÓRICO CREADO EN TIEMPOS DE PEDRO IV DE ARAGÓN.


Es a partir de Pedro IV de Aragón “El Ceremonioso” (1319-1387), cuando en una serie de obras encargadas por él, y su entorno, surge que la Señal del Rey de Aragón tienen un origen condal, pero además es también en esta época cuando se dice que la Cruz de Alcoraz representa las armas de Aragón (¿usadas por Ramiro II padre de Petronila?) siendo estas armas nuevas, ya que también se explica que las armas antiguas de los Reyes de Pamplona y Aragón eran representadas por la cruz atribuida a Íñigo Arista (Iñigo Arista, primer Rey de Pamplona).

Copia ampliada del S.XV de la Genealogia regum Navarrae et Aragoniae et comitum Barchinonae (1380) de Fray Jaume Domènec, donde se indica el origen condal

Pero además, tengan en cuenta, que en esos documentos, también, se da por sentado que el origen de las barras está, ni más ni menos, que en el Conde de Barcelona, Wifredo "el Velloso". La heráldica no aparece en Europa hasta 1120, y Wifredo en el S.IX dificilmente pudo adelantarse tanto y utilizar las cuatro barras como blasón familiar. A partir de esta afirmación se dio por cierta, a partir del S.XVI, la leyenda de que Carlos el Calvo, (o Luis I,II o III, según versión), con la sangre de Wifredo pintó con sus dedos cuatro barras sobre un escudo dorado. Teniendo en cuenta que Carlos el Calvo murió en 877 (Luis II en el 879) y Wifredo en el 897…no sé como hizo Carlos (o Luis , o Luis II, pero ni siquiera Luis III) para resucitar y asistir a los últimos momentos de vida de Wifredo. La leyenda de las cuatro barras se difunde con gran éxito a partir de la publicación de la misma, en castellano, por el valenciano Pere Antoni Beuter en 1551. Según apuntaba el mismo autor se basaba en unos manuscritos que había podido "consultar": 




No obstante al parecer esta bonita pero imposible leyenda está basada en escritos anteriores que señalaban como unas manos manchadas de sangre habían dibujado barras en un escudo dorado. Lo curioso es que tenemos esta misma leyenda aplicada en un "linaje diferente" en un libro de 1485, titulado "Nobiliario Vero" y publicado en Sevilla por Hernán Mexia. En este libro, que es un tratado de caballería, se indica que las Armas de la casa Aguilar-Priego (luego Fernández de Córdoba) tienen su origen cuando tras la toma de Córdoba, el Rey Fernando III de Castilla, pintó con sus dedos mojados en sangre sobre el escudo de uno de los miembros de este linaje:

Armas de la Casa Aguilar-Priego
El historiador Fernández de Oviedo y Valdés en "Catálogo Real de Castilla", 1532, apuntaba a que el mitológico Otger Cataló (mito de la Reconquista en Cataluña y del cual recibía tomaba su nombre Cataluña), pintó en su escudo dorado sus dedos ensangrentados mientras luchaba contra los sarracenos. La versión de Pere Bauter cambia a Otger por Wifredo, y a los musulmanes de esta historia, por normandos.

Otger Cataló por Claudio Lorenzale 
Lucio Marineo Sicula, cronista siciliano de la Corte de Fernando "El Católico" en 1509 ya había fantaseado con que el origen condal de las barras procedía del mitológico "Otger Cataló", y así lo explicaba en su De Aragonia Regibus, impreso en Valencia con el nombre de Crónica de Aragón. ¿Qué credibilidad tienen fuentes que difunden auténticas mentiras? ¿Por qué se empeñan en utilizarlas como pruebas del origen condal de las barras?. No tienen, esas fuentes credibilidad alguna. Son leyendas, mentiras, invenciones, falacias.



Así que además de estas patrañas referente a Wifredo. Hay que tener en cuenta que:

1.- La Cruz de Alcoraz surge, (primera prueba en 1281) con Pedro III de Aragón (sin conocerse siquiera que Pedro III dijera que era el blasón propio de Aragón, ni llamarse tampoco “de Alcoraz”). Imposible que Ramiro II o Petronila la hubieran podido reconocer como propio. ¡¡¡IMPOSIBLE!!! 

2.- Antes de 1120 no había heráldica, con lo cual los reyes de Pamplona nunca pudieron tener la cruz de Íñigo Arista, como blasón...Es imposible que el abuelo de Petronila, Sancho Ramirez, Rey de Aragón y Pamplona, hubiese llevado esa señal como blasón. ¡¡ IMPOSIBLE!! 

Entonces teniendo en cuenta que la leyenda de Wifredo es falsísima y que ni la Cruz de Alcoraz ni la Cruz de Íñigo Arista representaban lo que el entorno de Pedro IV difundió... ¿Nos tenemos que creer que las barras de Aragón tienen origen condal a partir de estas fuentes? Tenemos tres patrañas seguras, y ¿no podemos dudar sobre este origen condal? ¿Y por qué no? ¡Debemos! ¡Por supuesto!, dado que se nos demuestra que los que escribieron sobre este origen no tenían ni idea de lo que explicaban.


Los documentos surgidos del “Escritorio de Pedro IV” y su entorno, tales como “les Ordenacions de la Casa y Corte”, o “Las Crónicas de San Juan de la Peña”, “La Genealogia regum Navarrae et Aragoniae et comitum Barchinonae”, y demás, son los primeros difusores de un gran BULO histórico. 


Bula de Plomo de Pedro III. 1281.
Primera referencia conocida del uso de la Cruz de Alcoraz

A partir de este bulo histórico, las menciones posteriores a esta época de Pedro IV que otorgan origen condal a las barras van a buscar siempre esta fuente, SIEMPRE. Todas parten de esa errónea fuente, por lo que nos pueden enseñar tantas referencias posteriores como quieren, que no tienen ningún valor como prueba de nada si proceden del mismo “error”. Así que el autor de ·"Crhòniques d’Espanya fins aci no divulgades”, Pere Miquel Carbonell en el SXV, la Reina Margarida, el Rey Martín…etc., citan siempre una fuente que en verdad es un BULO!!. Pero también los cronistas aragoneses que dan origen condal a las barras, TAMBIÉN ELLOS CITAN ESA FUENTE ORIGINAL. Y es que, por ejemplo, el aragonés Jerónimo Zurita también la creyó como cierta. Se invalidan por lo tanto todas estas referencias de tiempos de Pedro IV, y post Pedro IV, ya que todas parten de la misma fuente que les causa error. Estas fuentes que otorgaban dicho origen tuvieron muchísima más difusión que otras que proporcionaban teorías sobre un origen distinto. No obstante todas las teorías, en uno y otro sentido, se basan en meras invenciones y fantasías. Si tenemos que ser serios en el S.XXI, y ya que no consideramos que Wifredo el Velloso fuera el primero en utilizar las barras, ni tampoco damos por cierta la leyenda de la mano ensangrentada, hoy para poder determinar quien fue el primer usuario de dicho emblema tenemos que buscar referencias anteriores a Pedro IV. Hemos visto que la prueba más antigua conocida es un sello de 1187 de Alfonso II REY DE ARAGÓN, el cual fue el primer monarca aragonés que al mismo tiempo fue Conde de Barcelona.

Origen del escudo del condado de Barcelona. Claudio Lorenzale (1843-1844)

Así pues es difícil determinar que "Casa" (Barcelonesa "o" Jimena-Aragonesa) utilizó por primera vez las cuatro barras. No obstante lo que si es cierto es que el Señal fue conocido como "el Señal del Rey de Aragón". No obstante aunque no se pueda afirmar con seguridad a que Casa "primigenia" corresponde el honor de "inventar" las barras, si tenemos que tener en cuenta que desde Alfonso II el Casto, todos los Reyes se consideran y son considerados miembros de la Casa Real de Aragón, dado el título principal de la Corona, con lo cual si podemos afirmar que las barras quedaron asociadas a esta Casa de Aragón, y más tarde al mismo Reino de "Aragón". Pedro IV "El Ceremonioso" y su entorno dieron difusión a las patrañas históricas sobre el origen de las barras, así como atribuir emblemas de forma errónea a los antiguos monarcas de Aragón. No obstante Pedro IV y su entorno tenían claro que el título principal de su corona era el de Aragón y así queda constancia en el ceremonial que se redactó para indicar como debían coronarse los Reyes de Aragón:

Enlace permanente de imagen incrustada
Escudo Pedro IV de Aragón "El Ceremonioso" 


"El Reino de Aragón es título y nombre nuestro principal" S.XIV.



Así que dado que "Rey de Aragón" era el título principal del señor de la Corona de Aragón dicho señal pasará a ser más tarde representativo del Reino de Aragón, al estar asociado dicho territorio con el título que da nombre a la familia, a la Corona, y al blasón. Y eso será así aún cuando se den por ciertas las fábulas surgidas en el S.XIV. Será por ese origen, atribuido a la rama Condal, que las barras también serán denominadas de Cataluña, puesto que el Conde de Barcelona es el título principal del Principado. No obstante, como veremos las barras representarán con mayor frecuencia al Reino de Aragón. Así que lo siento por los voceros del nacionalismo catalán, pero todas estas referencias que dicen indicar que el origen de las barras es condal, no son anteriores al S.XIV, y parten todas de la misma fuente errónea. Son varias, sí, pero todas de una única fuente, la cual es un ¡¡BULO!!. Nos deberían aportar pruebas anteriores a Pedro IV, o incluso posteriores que no tengan por fuente estas mentiras del S.XIV. A continuación varias referencias que se acostumbran a indicar como pruebas del origen condal, pero que aluden a las mismas fuentes originales de tiempos de Pedro IV, las cuales no cuentan con credibilidad alguna. Ninguna de estas referencias, como se puede apreciar, es anterior a este monarca:




¿Por qué pensarían que la Cruz denominada de Íñigo Arista" era el emblema de los antiguos Reyes de Aragón? ¿Por la firma real? Si fue así, tendríamos que considerar que el emblema de los antiguos Condes de Barcelona era también un cruz:




Y por cierto, para "esos brutos" nacionalistas que dan por cierto que Wifredo era catalán al leerlo en alguna crónica antigua, les dejo este escrito para que reflexionen sobre el estilo de la época en la que se atribuían gratuitamente gentilicios a personajes que "no los merecían". ¿Wifredo Español?:

Enlace permanente de imagen incrustada




5.- TEORÍAS HISTÓRICAS CONTRARIAS AL ORIGEN CONDAL: JOAN MONTSÓ Y JOSÉ PELLICER.


Las teorías sobre el origen condal de las barras y su creencia en ellas, son antiguas y contaron con gran difusión. Ahora bien, no fueron unánimes, y cabe decir que las teorías que indicaban origen aragonés, y su creencia en las mismas, también son centenarias. Es falso decir que en Aragón, se ha aceptado de forma unánime a lo largo de los siglos el origen condal de las barras de Aragón sin más.

Muerte de Sancho Ramirez sitiando Huesca
Muerte de Sancho Ramírez sitiando Huesca

El Señal Real de Aragón ha sido conocido con este nombre durante siglos, y cuando ya pasa a distinguir a los territorios y no a familias poseedoras de títulos nobiliarios, linajes, es conocido como distintivo del Reino de Aragón. Aún cuando se dice que “eran las antiguas armas de los Condes de Barcelona, y ahora lo son del Rey de Aragón,” se indica claramente que son las armas de Aragón o del Rey de Aragón. Por lo que los Aragoneses consideran desde hace siglos este blasón como propio de Aragón, es lógico, e insisto, además es el Reino de Aragón el que es principalmente representado históricamente con las cuatro barras, en España y fuera de ella, a diferencia del Principado de Cataluña o el Condado de Barcelona, los cuales fueron representados de “forma más usual” con el acuartelamiento de las barras con la Cruz de San Jorge, o con la Cruz de San Jorge a solas. Es algo que se les debería quedar muy presente a los defensores del origen condal y que siempre “parecen” obviar. No han comenzado, los aragoneses, como muchos insinúan desde hace poco a reclamar este origen y la propiedad de la cuatribarrada como propios, siendo esto otro bulo nacionalista catalán. Para que no se afirme con rotundidad que en Aragón se ha dado históricamente por válida esa teoría del origen condal, y que esta queja es nueva, citemos primero por ejemplo a una fuente prácticamente contemporánea de los bulos de Pedro IV, como es Juan Montsó (1393) el cual propone origen ARAGONÉS (Rey Aragón) indicando al mismo tiempo que el Rey de Aragón toma su blasón de los colores del Papa. Citemos también a José Pellicer de Tovar, Cronista Mayor de Castilla y también de Aragón, que en 1642 niega directamente el origen condal de las barras que considera Aragonesas (Rey de Aragón) y además atribuye a los Condes de Barcelona la cruz de San Jorge como emblema.

Sancho Ramirez tomando juramento a sus hijos en Huesca
Sancho Ramirez tomando juramento a sus hijos los cuales conquistarian Huesca.

No obstante antes de todo, hagamos mención a Juan Sans i Barutell, historiador barcelonés, miembro de la Real Academia de la Historia, que en 1812 niega rotundamente la leyenda de Wifredo, duda del origen de las barras, considera que hasta entonces no se ha producido ningún intento serio por establecer su origen en cuanto al introductor del emblema. Él se orienta por la teoría condal, intenta buscar como iniciador a Ramon Berenguer III, pero sigue remarcando que el origen del uso de dicho blasón es incierto. Es una intención prometedora, por parte de Sans, el querer comenzar desde Cataluña el tratar de averiguar el origen real de este blasón y no dar por ciertas leyendas, invenciones y falsedades propias de épocas en las que no habían medios ni fuentes para realizar ninguna investigación seria. Lástima que décadas más tarde surgiera el nacionalismo catalán con base en el Romanticismo y comenzará a divagar nuevamente entre leyendas, fantasías, mentiras antiguas y no tan antiguas.Así pues también hay otras explicaciones que durante siglos niegan el origen condal, la mayor parte de ellas también basadas en invenciones, creencias, suposiciones, leyendas..etc...Gracias a él reproducimos la fuente del valenciano Joan Montsó, indicándonos un origen Cristiano-Aragonés. No tiene desperdicio la INTRODUCCIÓN con la que inicia Juan Sans su explicación y que nos sirve, para expresar muy bien con sus mismas palabras, (aunque con diferente conclusión sobre el origen), el por qué tenemos que invalidar todas esas referencias al origen condal que tienen como fuente el BULO creado por el entorno de Pedro IV de Aragón


Memorias de la Real Academia de la Historia. Tomo VII. Publicadas en Madrid en 1832

Entre esta oscuridad y falta de seguros monumentos..¿en qué podremos apoyarnos para atribuir con fundamento las Barras de Aragón a los Condes Catalanes?. Juan Sans, 1812



4.1.- Teoría de Joan Montsó. 


Joan Montsó, valenciano, 1392-1395 explicaba al futuro Martín I de Aragón que sus predeesores de la Casa de Aragón adoptaron los colores a partir de una cama donde Jesucristo durmió y coloreado con su sangre. Esta teoría interpretativa, que como podemos entender es contemporánea a las falacias surgidas del entorno de Pedro IV de Aragón, no es la única que busca un origen "religioso" a las barras. 


Conopeum, distintivo Papal
Cuando el Reino de Aragón se constituye en Reino independiente del de Pamplona, Sancho Ramírez se enfeuda a la Santa Sede para legitimar su trono en 1089. Algunos autores han querido indicar que este sería el origen de las barras de Aragón, indicando que el Papa utilizaba por entonces ese distintivo, del cual habrían "copiado" los Reyes de Aragón. Pero en 1089 no había heráldica y no se ha podido demostrar que dichos colores fueran utilizados por el Papa en esa época ni en tiempos inmediatamente posteriores. Es más, al parecer el Papa con mayor probabilidad debía utilizar en aquella época una cruz como distintivo. Es cierto que no deja de ser curioso el uso de los Estados Pontificios de una bandera con los mismo colores y el hecho de que el distintivo Papal, el conopeo, umbraculum, o pabellón papal, lleve también el mismo “colorido”. También esta coincidencia cuenta con otra explicación "legendaria" y es que en la "Gesta Barchinonensium" redactada entre 1214-1218 se cita que fue durante la coronación del Rey Pedro II de Aragón "el Católico" (1178-1213) en Roma, cuando el Papa se decició a adoptar los colores rojo y dorado del Señal Real, y no al revés.

"E per aquesta devoció lo Pare Sant per honor de la casa d'Aragó constituí que ell et tots sos succehidors levassen I papallo feyt a senyal del rey d'Aragó".

Fresco de 1247 de la capilla de San Silvestre, en la basíliaca de los cuatro santos coronados (Roma)  donde aparece el Papa con un conopeum con estos colores

TEORIA DE JUAN MONTSÓ:



El catalán Francesc Eixemenis, en su obra "Lo primer del Chrestià" 1378-1381 apuntó a que las barras significaban "golpes contra los males eclesiásticos":


«Signifiquen bastons e colps e persecucions qui d’aquesta casa deuen contra los mals eclesiàstichs, per a purgar lurs pecats e per abaxar lur ergull e pompa e per reduy-los al primer stament».


Hasta 1808 la Bandera de los desaparecidos Estados Pontificios tuvo unos colores similares a los del Señal del Rey de Aragón:

Escudo
Bandera
Siguiendo la línea "papal" sobre el origen de las barras de Aragón, el aragonés Guillermo Fatás Cabeza formuló lo que se conoce como "hipótesis de los lemniscos". Según Fatás el emblema de las barras pudo inspirarse, tal y como ya se ha mencionado, en la temprana vinculación del reino de Aragón con la Santa Sede y en los colores rojo y oro propios del papado documentados en los hilos de las cintas de lemnisco de los que pendían sus sellos y son visibles hoy todavía en la umbrella vaticana. No obstante esta hipótesis como ya se ha indicado no se puede constatar al existir conservados varios "lemniscos" papales de distintos colores y no únicament rojos y amarillos. Además como se aprecia en las siguientes figuras no parece que las barras fueran los distintivos del Papa en la época de Sancho Ramirez.

.
Miniatura del S.XII que representa a Carlomagno portando la bandera papal, una cruz. (Código Calixtinus-Liber Sancti Iacobi, f.162v, s.n., Santiago de Compostela, Archivo de la Catedral.

Misma escena en copia del S.XIV. La bandera papal llevada por el emperador Carlomagno, es entonces roja y gualda (Códex Calixtinus-Liber sanccti Iacobi, f.90, ms, Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca).



4.2.- José Pellicer de Ossau Salas y Tovar

Don José Pellicer de Tovar, por Carreño de Miranda (Biblioteca Nacional)
Don José Pellicer de Tovar, por Carreño de Miranda (Biblioteca Nacional)
Otro ejemplo de no aceptación del origen condal por parte de aragoneses, procede del Cronista Mayor primero de Castilla y después de Aragón, José Pellicer, que en 1642 en su obra “Idea del Principado de Cataluña” indica que el emblema de los condes de Barcelona es la Cruz de san Jorge, comentándonos su propia teoría sobre el origen de las cuatro barras, las cuales para él tienen inicio con los Reyes de Aragón.




Así pues también hay otras explicaciones que durante siglos niegan el origen condal, la mayor parte de ellas también basadas en invenciones, creencias, suposiciones, leyendas..etc... Pues justo es que de vez en cuando nos las contaran los defensores del origen condal ¿No?, al menos que no afirmen que en Aragón nadie "en absoluto" se acordó del origen de la Señal Real y durante siglos se aceptó sin discrepancia la teoría del origen condal. Pero estas teorías, al igual que las del origen condal surgidas en tiempos de Pedro IV, también proceden de meras suposiciones, e invenciones. Así que también sería de agradecer a “aficionados” y “profesionales” de historias nacionalistas que dejasen de citar como irrefutables, referencias que parten de Pedro IV y su bulo histórico en relación al origen de la cuatribarrada, y que como el barcelonés Juan Sans en 1812, piensen que ya es el momento de dejar atrás leyendas e invenciones, y comenzar a tratar de ser serios con el pasado y con la Historia. En los puntos siguientes para sorpresa de los difusores del bulo del que trata este artículo se expone como, independientemente del "origen" de las barras, éstas han servido con mayor frecuencia para representar al Reino de Aragón, a diferencia del Principado de Cataluña. Y es que "barras de Aragón" ha sido un término muchísmo más utilizado que "barras catalanas". Y es que Aragón daba nombre al título principal de la Corona de Aragón, daba nombre a la propia Corona y  a la familia reinante (Casa Real de Aragón), y por lo tanto el emblema de este soberano quedaba asociado en mayor medida con el Reino de Aragón, al convertirse dicho emblema, que era personal, también en un emblema territorial.




5.- USO DE LAS BARRAS COMO PROPIAS DE ARAGÓN


Enlace permanente de imagen incrustada
Hispania, sive de regis Hispaniae regnis et opibus commentarius, Jean de Laet, 1629

Como ya hemos indicado, una vez que los blasones nobiliarios de un linaje, dejan de ser de una familia y pasan a representar a un territorio, el Reino o territorio, al que más se le ha REPRESENTADO HISTÓRICAMENTE CON LAS CUATRO BARRAS, ES AL REINO DE ARAGÓN. En cualquier mapa, en cualquier tratado de heráldica, si hacemos un repaso a lo largo de los siglos, vemos que a quien se acostumbra a representar con mayor frecuencia con el Señal Real de Aragón, es al propio Reino de Aragón. Esto no puede ser obviado por los que le niegan su pertenencia. No pueden.

Enlace permanente de imagen incrustada



Historia genealógica y heráldica de los emperadores, reyes y nobles de Europa, de Hans Tirol, 1546


1525: Retablo de San Jorge de la Iglesia de San Salvador de la Merced, en Teruel. Se representa la batalla de Alcoraz, 1096


Armas del Rey de Aragón, Antonio Godinho, Libro da Nobreza e Perfeiçao das Armas. 1522


Miniatura de la Compilación de los Fueros de Aragón, S.XIII

Enlace permanente de imagen incrustada
Kaiser Karl V, als König von SPANIEN. Jan van Battel der Jüngere (1477-1557)
Enlace permanente de imagen incrustada

Declaración mystica de las armas de España invictamente belicosas de Juan Caramuel, 1636.

Nobiliario de Armas de Valencia, Aragón y Cataluña. S.XVI
1696. Nicolo Cantelli. Mapa del reino de Aragón
Fragmento de "Carta itineraria de Europa de Martin Waldseemüller, 1520
Enlace permanente de imagen incrustada
Nuova Crónica S.XIV de Giovanni Villani. Pedro el Grande de Aragón conquista Sicilia, 1282. Senyal del Rei d'Aragó.

Enlace permanente de imagen incrustada

Capilla San Martín. Palacio Aljaferia de Zaragoza. De la época de Martín I el Humano (1399-1410)


Joan Blaeu, 1647. Le Theatre du Monde
Enlace permanente de imagen incrustada
Frontal iglesia San Martín, de Chía (Huesca), hoy en el MNAC (BCN) S.XIII. ¿Barras de Aragón?

Grabados del funeral de Carlos I, por Hyeronymus Cock, 1559
Enlace permanente de imagen incrustada
1628: Blason du Royaume d'Arragon "D'or, à quatre pauls de gueules".
 "Le blason des armoiries". Jérôme de Bara
Enlace permanente de imagen incrustada
La Cosmographie vniuerselle de tout le monde. 1575
1665 desde Francia , el blasón de Cataluña, y el de Aragón :

Enlace permanente de imagen incrustada



Enlace permanente de imagen incrustada
Xilografía emblemática alegórica del Gobierno Político de Aragón del Trienio Liberal (1820)

Hemos comprobado como la cuatribarrada fue usada de forma habitual para representar al Reino de Aragón. ¿Quiere decir esto que no se usara la Cruz de Alcoraz para representar a dicho Reino? Pues no!! claro que se utilizó, pero debemos entender que con mayor frecuencia se utilizaron las barras de Aragón para representar a este Reino y no a otro territorio. También se encuentran ejemplos con la representación conjunta de la Cruz de Alcoraz, Cruz de Íñigo Arista, la Cruz Sobrarbe en un mismo escudo con la cuatribarrada. Pero no se puede indicar que las barras no representaron nunca a Aragón, cuando ha sido históricamente el territorio al que más se le ha representado con ese emblema.


ESCUDO OFICIAL DE ARAGÓN

Libro de conto de hacia 1450 de la Generalidad de Aragón.

Anales de la Corona y Reino de Aragón. 1663. Juan Francisco Andrés de Uztárroz

En español el emblema es comúnmente conocido mediante la expresión «barras de Aragón», que se puede leer desde fines del siglo XVI en Ginés Pérez de la Hita, Guerras Civiles de Granada, Madrid, Juan de la Cuesta, 1595 («los reyes de Aragón les dieron por armas las barras de Aragón, rojas de color de sangre, en campo de oro»); en Fuenteovejuna (1612), de Lope de Vega, donde Esteban proclama, en elogio de la monarquía «¡Vivan Castilla y León, / y las barras de Aragón /, y muera la tiranía!» e incluso en la novohispana Sor Juana Inés de la Cruz (s.XVII), en "Primero nocturno" cuando escribe:  


Todos celebran gozosos
de Pedro el triunfo feliz
que unió la francesa lis
a las barras de Aragón; [...]






6.- USO HISTÓRICO DE EMBLEMAS REPRESENTATIVOS DEL PRINCIPADO DE CATALUÑA.


Apoteosis heráldica del Condado de Barcelona (1681)

Por el contrario, vayamos a ver como de forma más habitual se ha ido representando al Principado de Cataluña, a lo largo de los siglos. Vemos que hay una alta frecuencia de representarlo con un escudo acuartelado con la Cruz de San Jorge y las barras de Aragón. También parece haberse caído en el olvido que la antigua Generalitat no utilizó la cuatribarrada, sino la Cruz de San Jorge. ¿Quiere decir que no se utilizó nunca la cuatribarrada para representar al Principado de Cataluña? ¿Nadie se refirió a las barras como catalanas en alguna ocasión o de origen condal? ¡¡Pues NO!!, al contrario, pero con mayor frecuencia no fue así, y se debería admitir, porque es así, que incluso en Cataluña a este emblema se le ha llamado históricamente (además de barras catalanas) BARRAS DE ARAGÓN, independientemente de su supuesto origen. Así si hiciéramos un repaso encontraríamos innumerables referencias indicando que "son las Barras o Armas de Cataluña (o antiguas del Conde de Barcelona) que ahora son de Aragón". Pero ¿tienen en cuenta los nacionalistas cuál ha sido históricamente el emblema utilizado de forma más habitual para representar al Principado? Parece que no. Pues ha sido el siguiente:



Armas del Principado de Cataluña.



Enlace permanente de imagen incrustada

Bernardo Espinalt de Santpedor (Barcelona). Geógrafo del S.XVIII:

Enlace permanente de imagen incrustada
Pieter Sluyter, 1705
Enlace permanente de imagen incrustada
Representación del Principado, 1640, Willem Janszoon Blaeu
Enlace permanente de imagen incrustada
1650. Michael van Lochom, Mapa de Cataluña




"Príncipe de Cataluña", según el Armorial de Aragón de Gaspar de Torres, 1536
Atlas de Texeira, 1634 
1747. Le Royaume d'Espagne avec ses confins. Daniel de la Feuille.
Históricamente también se ha representado al Principado de Cataluña únicamente con las barras, y se han considerado las mismas como Armas propias del Conde de Barcelona. Y es que durante siglos se creía firmemente, y de forma más aceptada, tanto en Cataluña, como en Aragón, en el origen condal que se explicaba en la leyenda de Wifredo (de ahí los cuadros de Filippo Ariosto). Pero con mayor frecuencia vemos que se utilizó un acuartelamiento. Y es que el Reino de Aragón estaba asociado al título principal de la Corona de Aragón, es decir al del Rey de Aragón, el cual era el titular de las barras, ya fuese por ser de la Casa de Barcelona, o por ser de la Casa de Aragón (Jimena).

Dietari Frederic Despalau, finales S.XVI
Nobiliario Armas de Valencia, Aragón y Cataluña. S.XVI




Enlace permanente de imagen incrustada
L'Espagne. Pierre Du Val, 1684

Carte des Royaumes d'Espagne et de Portugal. H. Chatelain. 1719
Representación del Principado, en 1741 por Pieter Van Der
Principado de Cataluña. Cornelis Danckerts, finales S.XVII

El narrador contemporáneo de la Guerra de Sucesión, el austracista catalán, Francesc de Castellví, en sus "Narraciones Históricas", escritas en su exilio de Viena, nos indicaba, recogiendo la leyendas de Wifredo y demás, que el origen de las barras era condal. No obstante el mismo autor indicaba que las Armas propias de Cataluña eran "Una Cruz Colorada sobre un campo de plata":

Enlace permanente de imagen incrustada



Extracto de "Narraciones Históricas "de Francesc de Castellví, en donde comenta las Armas del Principado


Enlace permanente de imagen incrustada

El tercio de Miñones de Cataluña, de 1808, creados para la defensa de Buenos Aires, dejaron prueba inequívoca de cuales eran las armas que consideraban representativas del Principado de Cataluña:

Enlace permanente de imagen incrustada

Fragmento de la solicitud de catalanes presentada a Liniers para la creación del tercio en donde se detallan una serie de artículos. 

(Extraído de  "Tercios Españoles en la Defensa de Buenos Aires (1807-2007) de Horacio Guillermo Vázquez Rivarola. Ed. Grupo de Comunicación de Galicia en el Mundo, S.L.. Colección Crónicas de la Emigración)

Real Junta de Gobierno del Comercio de Cataluña, 1817

Varias portadas de Recopilaciones de Constitucions Catalanes, y las de algunas Cortes en Particular. En dichas portadas vemos que cuando se representan las cuatro barras, se acompañan cruces de San Jorge:



La Antigua Generalitat de Catalunya no utilizó el Señal Real de Aragón. El actual emblema es de 1931.



8.- CONCLUSIÓN FINAL


LAS BARRAS DE ARAGÓN SÍ SON “ARAGONESAS”, HISTÓRICAMENTE HAN REPRESENTADO AL REINO DE ARAGÓN, Y TIENEN SU ORIGEN, SEGÚN PRUEBA MÁS ANTIGUA CONOCIDA, EN LA CASA Y LINAJE DE LOS "DE ARAGÓN".

Las cuatro barras si han representado a algún territorio de la Antigua Corona de Aragón, con mayor frecuencia, éste ha sido al Reino de Aragón, y no al Principado de Cataluña. Las barras no surgieron para representar a ningún territorio, sino a una familia, cuyo primer usuario es objeto de debate al no existir pruebas suficientemente claras para determinar quien fue. Si bien la prueba más antigua conservada es un sello de Alfonso II "el Casto", primer Rey de Aragón que fue a la vez Conde de Barcelona, muchos historiadores apuntan a que Ramon Berenguer IV pudo ser el que dio origen a las barras, no obstante este personaje fue, además de Conde de Barcelona, Príncipe de Aragón y miembro de pleno derecho de la Casa de Aragón, de acuerdo al derecho consuetudinario aragonés, por el que mediante su matrimonio con Petronila de Aragón entraba a formar parte de la familia (Casamiento en Casa). Las barras son conocidas históricamente como Barras de Aragón, y es por Aragón por las que las cuatro barras forman parte del escudo de España, no por Cataluña


El señal Real de Aragón, como todos los blasones, se correspondían en los inicios de la heráldica, con un título nobiliario, un Conde, un Rey, etc., siendo aún más correcto decir que se correspondía con un linaje o con una familia que llevaba ese emblema. Con el tiempo ese emblema pasó a representar el territorio donde esa familia era soberana. Hay que tener en cuenta que los reyes de la Corona de Aragón, se llamaron Pedro de Aragón, Jaime de Aragón, Juan de Aragón, Martín de Aragón, Alfonso de Aragón, etc.. Y es el que el título principal de la Corona era el de Rey de Aragón, por lo que vemos a quien corresponde el Señal Real. Sí, a la casa de Aragón, al linaje de Aragón, a la “familia” de Aragón, y por lo tanto no se le puede negar a las cuatro barras una mayor asociación a la Casa de Aragón, al nombre "Aragón", y en consecuencia también una mayor "asociación" al Reino de Aragón, dado que cuando los blasones han dejado de representar a linajes han representado territorios. Es por ello que de forma más frecuente el Reino ha sido representado por las cuatro barras. Si bien es cierto que Aragón tiene otros símbolos propios, como la Cruz de Íñigo Arista, la Cruz de Alcoraz, y la Cruz de Ainsa, las barras también han servido siempre para representar al territorio que daba nombre al título principal de la Corona de Aragón. Y es por ello que estas barras han sido más conocidas históricamente como Barras de Aragón.

El Principado de Cataluña no tiene blasón propio "original", no se creó el emblema para representar a Cataluña, ni a ninguna familia de la Casa de Cataluña, o de linaje “de los de Cataluña”. El Principado no se corresponde con ningún título nobiliario. No existió un Príncipe de Cataluña, como título propio del hijo de un Rey. Principado (de Cataluña) viene de señor Principal, no de un título como es el caso del Príncipe de Gales, o Príncipe de Gerona. Por lo tanto Cataluña no tiene blasón propio (original). En cualquier caso puede proceder del blasón del Conde de Barcelona, o de la Casa de Barcelona, pero no se pude afirmar que la bandera que hoy tiene Cataluña fuese creada para representar al Principado, eso es falso. Y menos teniendo en cuenta que aún en tiempos de Ramon Berenguer IV, Cataluña aún no estaba unificada territorialmente. Las cuatro barras también han recibido históricamente el nombre de barras catalanas, o de Cataluña, debido a su supuesto "origen condal", pero ello ha sido cuando las barras han pasado a representar a un territorio, no cuando se "inventaron". Es decir, en tiempos de Ramon Berenguer IV, suponiendo que este señor hubiera sido el "creador" de las barras, la población asociarba este emblema con su persona, no con un emblema territorial. Es verdad que también se han utilizado históricamente las barras para representar al Principado, no obstante, no es menos cierto que con mayor frecuencia se utilizó como Armas de Cataluña un acuartelamiento de las barras de Aragón con la Cruz de San Jorge. Es innegable, además, que en Cataluña también se ha utilizado históricamente el término "Barras de Aragón" para referirse a estas barras, aún cuando se ha dado por sentado que el origen de las mismas estaba en los antiguos Condes de Barcelona. 

Batalla del Puig. Andrés Marzal de Sax hacia 1410-1420
 
Jaime I y San Jorge.
La teoría de origen condal tiene su inicio en bulos creados en la época de Pedro IV. La mayor parte de las referencias sobre este origen, que no son pocas, y tuvieron una gran difusión, y mayor aceptación (eso es cierto)son posteriores a dicho monarca, y parten todas de la misma fuente "errónea". Por lo tanto no sirven de nada presentarnos referencias del S.XIV en adelante, ya que son falacias. Pero tampoco son ciertas las teorías de la misma época, y posteriores, que "aragonesizaban" las barras a partir de ciertos "orígenes cristianos o papales". Y es que el origen de las barras debe buscarse intentando encontrar las pruebas más antiguas de su uso, y no en las invenciones de fuentes que dan por ciertas patrañas y leyendas.

El debate sobre el primer usuario de las barras continuará, no obstante las pruebas de las que disponemos, por el momento, indican origen en la Casa de Aragón. Lo que no se puede decir, y de esto no hay duda, es que el emblema es en origen catalán, como tampoco lo es aragonés. No era un emblema territorial, sino familiar. Cataluña como unidad territorial no existía en los tiempos en los que se inicia la heráldica, ni existía, ni existió un título referente a todo el territorio catalán, como Conde de Cataluña, o Rey de Cataluña, etc. que llevara ningún linaje asociado. Es cierto que el título de Conde de Barcelona es el más importante del Principado, pero entonces debe admitirse, si consideramos origen condal, que las barras serían en origen "barcelonesas". Y es que el Principado se formó a partir de otros condados diferentes al de Barcelona. Es cierto que Barcelona es el nervio de Cataluña, y es precisamente por ello que el emblema que con mayor frecuencia ha representado al Principado fue el mismo que el que hoy vemos reflejado en la bandera de la ciudad condal. Y se debería recordar, por parte del nacionalismo catalán, que la Generalitat utilizaba antiguamente la Cruz de San Jorge como emblema, no la cuatribarrada.

Guifré I de Barcelona, "el Pilós". Pablo Béjar. 1892 
Así pues ni la bandera es de Cataluña en origen, ni existió la Corona Catalano-Aragonesa, ni hubo Reyes de Cataluña. Cataluña no necesita que el nacionalismo le tenga que inventar un pasado, pudiendo exaltar su propio pasado histórico, el cual es más que relevante. No lo necesita y además no le proporciona ningún beneficio que se sigan dando por válidas, leyendas, manipulaciones históricas, atribuyéndose hechos protagonizados por otros territorios, y dar continuidad a "maldades" surgidas a finales de S.XIX por parte de los primeros nacionalistas. Más bien se está produciendo el efecto contrario. Las cuatro barras deberían servir para unir a territorios que comparten un pasado histórico más que relevante y para fortalecer sus también históricas relaciones fraternales, pero no para crear desapego y buscar confrontación. Hoy, varios territorios tienen en sus emblemas las cuatro barras, y hoy se puede decir que estos colores son de cada uno de esos territorios. Por lo que hay que dejar de negar a otros territorios el derecho a tenerlas, y sobre todo hay que dejar de negárselas al territorio que más derecho histórico tiene para utilizarlas, es decir Aragón.





















22 comentarios:

  1. Me lo he leido todo y es buenisimo, mucho trabajo de documentacion, enhorabuena , un saludo

    ResponderEliminar
  2. Ya me disculparás, pero me parece un artículo demagógico e intoxicador en el contenido e innecesariamente agresivo en las formas.

    A pesar del trabajo de recopilación (que siempre es de agradecer), me temo que cualquiera que conozca mínimamente el tema es consciente del sesgo y la parcialidad con que tratas la información. Baste hacer notar que indicas que el nacionalismo catalán se inicia en el XIX, pero el núcleo de tu argumentación se apoya en un supuesto bulo ideado en el s. XIV. Tal vez Pedro el Ceremonioso ya era un nacionalista catalán? Por otra parte, pretender que un rey de Aragón miente sobre su propio señal familiar es grotesco y gratuito. Si es un señal de su linaje y él considera que su linaje es el casal de Barcelona, la discusión sobra. Hablando de inventos, lo del «casamiento en casa» sí que es uno bueno.

    Sobre el tema de las leyendas no entro porque además de ser de sobras conocido nadie mínimamente documentado pretender usarlo como argumento.

    Las razones son otras, y es que hace siglos que las barras son un señal territorial de Cataluña (sin perjuicio de que también sea patrimonio o esté territorializado en otros territorios!) reconocido desde hace siglos (ya en 1642 Luis XIII, intitulado Princeps Cathaloniae, lo asoció en su escudo claramente a Cataluña) y plenamente integrado por el pueblo catalán. Acusar a los «nacionalistas catalanes» de «robar» me parece grave, demagógico e injusto, además de intoxicar y contribuir a la enemistad entre pueblos.

    ResponderEliminar
  3. Le recomiendo que vuelva a leer el artículo. Evidentemente usted no ha entendido (o leído) nada. Pedro IV no era nacionalista, pero en tiempos antiguos no había el acceso a la información como hay hoy en día, y era habitual inventar lo que no se conocía. No es un caso aislado, encontramos casos similares en las crónicas antiguas. Por ejemplo hasta el S.XIX aún se explicaba que el nieto de Noé, Tubal, fue el primer Rey de España. Usted puede comprobar como se dan por ciertas falacias tales como la existencia de Otger Cataló o la leyenda de las cuatro barras de sangre. Todas esas historias no sirven como prueba de lo acontecido siglos atrás, hay que ir a las pruebas de la época. Como ya he comentado hay que situar el origen de las barras entre Ramon Berenguer IV y Alfonso II de Aragón. En ningún sitio de este artículo se menciona robar, ni con comillas, ni sin comillas. Por ello su comentario si es demagógico, falso y tóxico. Lo del casamiento en casa no es ningún invento. Le ruego que vuelva a leer el artículo y que no escriba sin pensar y acuse a nadie de hacer lo que usted sí hace. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Encantador ver como el fanatismo le hace desmerecer a Guillem con una argumentación de "traca". Que en el XIV-XV, los cronistas e historiadores reales y los propios reyes de Aragón no tenían el acceso a la historia de sus antepasados como el de hoy en día es fruto de alguien que sabe de esa disciplina muy poco. Ande, dígalo en una facultad (cualquiera) y verá las risas que provoca. Todas las asignaturas medievalistas tienen como base a libros escritos en la época. Y para su desgracia autores de referencia como Zurita, Blancas, Juan de la peña, Vagad, Marineo Sículo, Román y Zamora, Beuter, Briz martinez, Francisco Diago etc, etc, todos ellos escriben que en origen los cuatro palos eran las armas familiares de los Berengueres, pasando de padres a hijos como así sucedía en la edad media, tranformándose a posteriori en representación territorial en este caso catalana/aragonesa. Ya a finales de la baja edad media nadie discutía que el armorial original del reino ( que no Corona) de Aragón eran las cuatro cabezas de moro acuarteladas, y el armorial original de Catalunya (y de toda la Corona) eran los cuatro palos. El disenso al respecto si que es del siglo XIX-XX pero por motivos estrictamente políticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues caballero/a, se lo repito en la facultad y donde usted quiera. De hecho me encantaría que se lo explicase a Armand Fluvià, para carcajearme un rato con la respuesta que le iba a dar. La mayor parte de la historia del periodo que usted indica, si miramos cualquier libro de "historia" encontramos en su contenido a Reyes tan fabulosos como Tubal, dándose en los mismos como ciertas leyendas tales como la de las barras de sangre, Otger Cataló etc.. Me habla usted de fanatismo, cuando es evidente que tanto usted como el citado Guillem hablan desde esto mismo. Si se hubiera dignado a leer algo de lo expuesto, verá que indico que hay que buscar en los primeros testimonios del uso de las barras. Observo que ni se ha molestado en leer las otras teorías medievales del uso de las barras, y de hecho parece que no se ha molestado en leer absolutamente nada de lo que he escrito. Tampoco, como prueba su escrito, se ha dignado a leer nunca ni a Zurita, ni a Sículo, Beuter, etc.. autores a los que cito en el artículo. Moléstese un poco en leer a estos señores, e infórmese mejor antes de acusar a nadie de lo que usted hace tan patente gala. Bien que sabe escribir, entiendo que sabrá leer.

      Eliminar
    2. Chapeau. Árduo trabajo el suyo para montar tamaña falacia. Voy a ir directo al grano, ni me pondré a discutir sobre el “concepto de matrimonio en casa” . Usted hace referencia a Zurita, SÍ. El gran historiador Jerónimo Zurita. Maestro de historiadores, donde los haya. Bueno, hace referencia de refilón. Usted sólo hace referencia a Zurita donde acusa a Laverdo de no haber leído sus obras. Pero usted mismo no hace ni un solo comentario a su gigantesca obra LOS ANALES DE LA CORONA DE ARAGÓN, porque, creo yo que no le interesa. Pues repasemos. Zurita, zaragozano de 1.512, ninguna sospecha de catalanista. Pasó 30 años investigando y recompilando documentación, poca broma oiga. Felipe II, rey de España le encomienda la redacción de los anales y para ello le concede una sinecura, o sea, recursos inmensos para su investigación. El mismo Zurita es secretario de la Santa Inquisición, cargo que deja para dedicarse a su historiografía, y qué nos dice en ella:

      Libro I – Capítulo LVI: y cómo RENUNCIÓ (el rey don Ramiro) el reino en el conde de Barcelona (RAMÓN BERENGUER IV) --- Nada de matrimonio en casa. Ramiro II se guarda la dignidad real pero en la renuncia de Zaragoza de 1.137 entrega la “potestas y autoritas” al Conde , convirtiéndose Ramón Berenguer IV en señor y dominador del reino de Aragón con el título de Príncipe….

      Libro II – Capítulo I … y que las armas reales fuesen las de los condes de Barcelona, que son cuatro bastones rojos en campo de oro --- SIN COMENTARIOS….

      Oh, parece ser, que la versión OFICIAL, reconocida por FELIPE II, por la Santa Inquisición no concuerda mucho con sus falacias, a mi parecer, claro. Ahora, igual Felipe II era un independentista catalanista y tal y tal… Pues mándelo al Tribunal constitucional…

      PUEDEN CONSULTAR LOS Anales de la corona de Aragón en INSTITUCIÓN FERNANDO EL CATÓLICO de Zaragoza….
      http://ifc.dpz.es/publicaciones/ver/id/2448

      Eliminar
    3. Para "Unknown";

      En el excelente artículo, NADIE le ha quitado mérito a historiadores como Zurita. Ya lo de calificarle como "maestro de historiadores" es chocante, pues la metodología de entonces poco o nada tiene que ver con la actual...
      Lo que sí es cierto, es que él no dice el cómo ni el dónde sacó la conclusión de que el Señal Real de Aragón (sí, ARAGÓN ¿será por algo, no?) tengan origen en la Casa Condal de Barcelona.
      ¿Numismática?
      ¿Documentación?
      ¿Arqueología?

      Nada que corrobore tal cosa. Por lo que obviamente hemos de suponer que tal erúdito (y otros) se basaron en el bulo, leyenda originada a partir del s.XIV como bien señalan en la página.

      Eliminar
    4. Cuando me pregunta, ¿en qué se basa Zurita?. Zurita afirma que se basa en autores catalanes , por ejemplo bien puedan ser: LIBER FEODORUM MAIOR, LA GESTA COMITUM BARCHINONEMSIUM y los USATGES DE BARCELONA, entre otros, desgraciadamente DESTRUIDOS en su mayor parte. Instrumentos jurídicos básicos para fundamentar su obra. Ahora es fácil negar cualquier origen catalán de la Señal real de Aragón, pues nadie en la actualidad puede aportar fe probatoria de ello. Pero en la fecha de publicación de la obra (1562) fue aceptada por el mismo FELIPE II, por la Santa Inquisición ya que sí disponían de la documentación necesaria
      Zurita dedicó en exclusividad 30 AÑOS de su vida a investigación y compilación de los ANALES de ARAGÓN. Se le concedió una sinecura para ello. Ningún historiador serio duda de su obra...

      Eliminar
    5. 1 - Insisto, ha leído de los Anales de la Corona de Aragón el Libro II capítulo I ?? Lo digo porque usted recalca mucho lo de Aragón, y ya le he comentado que literalmente dice : y que las armas reales fuesen las de los condes de Barcelona, que son cuatro bastones rojos en campo de oro.
      2- Pues usted no lo tendrá muy claro, cuanto a la grandiosidad de su obra, pero historiadores de la talla de Jaime Vicens Vives lo reverencian. Lo de maestro de maestros lo afirma él mismo.
      3- PAra aclarar un poco más : léase : Este año se cumple el 500 aniversario del nacimiento de Jerónimo Zurita y Castro, uno de los personajes más destacados de Aragón en el pasado. ¿Su mérito? Haber sido un historiador riguroso y honesto, autor de una monumental obra titulada Anales de la Corona de Aragón https://identidadaragonesa.wordpress.com/2012/05/15/jeronimo-zurita-el-gran-cronista-de-nuestra-historia/ HISTORIADOR RIGUROSO Y HONESTO .... Reconocido por la mismísima identidad aragonesa.wordpress .... etc etc....

      Vaya, que no soy yo el único que lo encumbra....

      Eliminar
    6. Señor Esteve M.C: Le voy a responder de forma simple y breve, espero que así lo comprenda Zurita no es contemporáneo de Ramon Berenguer IV, y a pesar de su estilo, sus fuentes fueron las que tradicionalmente siguieron los cronistas desde Pedro IV de Aragón. Dudo que estuviera los treinta años únicamente dedicados a la investigación del origen de las armas de Aragón. Me encanta lo de los libros que ya no existen, fragmentos perdidos, y a los que él tuvo acceso. Le invito a que los cite, si acaso menciona Zurita que en ellos hay un fragmento donde se confirma el origen. Por último, podría hacer un esfuerzo en entender algo, y no empecinarse y comentar lo que he escrito o no he escrito, sin leerlo, como confirma en cada una de sus intervenciones.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. 1 - Insisto, ha leído de los Anales de la Corona de Aragón el Libro II capítulo I ?? Lo digo porque usted recalca mucho lo de Aragón, y ya le he comentado que literalmente dice : y que las armas reales fuesen las de los condes de Barcelona, que son cuatro bastones rojos en campo de oro.
    2- Pues usted no lo tendrá muy claro, cuanto a la grandiosidad de su obra, pero historiadores de la talla de Jaime Vicens Vives lo reverencian. Lo de maestro de maestros lo afirma él mismo.
    3- PAra aclarar un poco más : léase : Este año se cumple el 500 aniversario del nacimiento de Jerónimo Zurita y Castro, uno de los personajes más destacados de Aragón en el pasado. ¿Su mérito? Haber sido un historiador riguroso y honesto, autor de una monumental obra titulada Anales de la Corona de Aragón https://identidadaragonesa.wordpress.com/2012/05/15/jeronimo-zurita-el-gran-cronista-de-nuestra-historia/ HISTORIADOR RIGUROSO Y HONESTO .... Reconocido por la mismísima identidad aragonesa.wordpress .... etc etc....

    Vaya, que no soy yo el único que lo encumbra....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le reitero punto por punto a lo que ha dicho, que observo que tiene problemas de comprensión lectora:

      1-¿En qué se basó Zurita para atribuir el origen del Señal Real de Aragón a los condes barceloneses? En esta misma página se lo aclaran.

      2-Su obra puede ser todo lo "grandiosa" que quiera y alabada por quien sea, pero al menos conteste el punto 1 sin irse por las ramas.

      3-Muy interesante la minibiografía de tal erúdito que para más señas no vivió la época de Petronila de Aragón y su marido, por si no se ha enterado. Pero estamos hablando del Señal Real de Aragón, no si tal señor era honesto, riguroso o como fuera...

      Eliminar
  8. Pero claro, esta obra ( Los Anales de la Corona de Aragón de Zurita ) , de las más rigurosas e imparciales que se tienen, cuyo autor necesitó 30 años para completar, que pudo tener a su disposición documentos que en la actualidad están destruidos y que encumbra a los condes de Barcelona en lo más alto de la gloria de la Corona de Aragón, pues no interesa, precisamente por ser tan rigurosa e imparcial. Resulta que la metodología, resulta que el rigor... bla, bla, bla... Claro, por supuesto, ahora 800 años después de la unión dinástica del Reino de Aragón con el Condado de Barcelona y estando la mayoría de documentos de esa época destruidos (de los cuales sí dispuso Zurita) podemos sacar conclusiones más exactas, más rigurosas... A otro perro con ese hueso....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  9. ¿Por qué demonios cuando se habla de Zurita de lo riguroso que es no se citan sus capítulos completos con el mismo rigor? Porque con el título ya les vale o porque no lo han leído o porque no interesa leerlo completo.
    Pues ahí va:

    El conde toma título de príncipe y su mujer de reina de Aragón. Las armas que tomaron los reyes de Aragón y lo que en esto se dice.

    Escriben algunos autores catalanes de las cosas destos tiempos que por vía de concordia fue convenido que el conde no tomase título de rey sino que se llamase príncipe de Aragón; y que se intitulase doña Petronila su mujer reina; y que las armas reales fuesen las de los condes de Barcelona que son cuatro bastones rojos en campo de oro; y en la guerra se llevase el estandarte real por un rico hombre de Aragón.
    Lo primero está muy averiguado que el conde nunca usó sino de título de conde de Barcelona y príncipe de Aragón; y la reina -puesto que en lo que yo he podido descubrir nunca se ocupó en la administración y gobierno del reinotuvo siempre el título y nombre real. En lo que toca al traer las armas de los condes de Barcelona, NO LO TENGO POR MUY CIERTO: antes he visto algunos sellos y devisas antiguas de los reyes de Aragón desde el tiempo del rey don Pedro nieto del conde de Barcelona, que eran de las armas que tuvieron los reyes sus antecesores; y se dice haberlas tomado después de la batalla de Alcoraz, cuando fue ganada Huesca de los moros, que son la cruz roja en campo de plata con las cuatro cabezas; no embargante que se preferían como más principales las de Cataluña por descender los reyes por línea de varón de aquellos príncipes.

    Empieza con...."Esto es lo que se dice"........y la fulminante "En lo que toca al traer las armas de los condes de Barcelona, NO LO TENGO POR MUY CIERTO"

    Destaca que las divisas que constata aparecen en tiempos de Pedro II y que duda que en tiempos de la unión dinástica se llevaran tales armas los unos y los otros. Simplemente "se dice" no tiene prueba coetánea. Y que llevara el estandarte un RICO HOMBRE de Aragón pone de manifiesto que si es una señal real, no puede ser condal que de serlo es por ser Ramón Berenguer IV un miembro más de la casa real.

    Un saludo y felicidades a Ferrán de Antequera.

    ResponderEliminar
  10. La discusión es estéril, los catalanes usamos las barras y nos identificamos con ellas, los aragoneses también. El origen es irrelevante.
    Los catalanes nos identificamos con los reyes históricamente denominados aragoneses (y los denominamos ahora condes catalanes o comtes-reis o reis catalanoaragonesos), que fueran aragoneses o catalanes o como los queramos llamar es también irrelevante, incluso lo es la lengua que utilizaran ellos o sus cronistas (que parece ser que a menudo era catalán, curioso no?).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "históricamente denominados" Ellos mismos se hacían llamar reyes de Aragón, ya que era su principal título.

      Eliminar